Esos pequeños fracasos

mood: humble No solo son nuestros éxitos, sino también nuestros fracasos los que nos hacen crecer como seres humanos. Cada fracaso puede que no lo sea tanto, pues en él se esconde una oportunidad para aprender.

Estas son las palabras que utilizo como consuelo y con las que me presento, humildemente, tras este largo silencio, para confesar que no seguí yendo a andar al parque todas las mañanas, que un día cayeron cuatro gotas y me desanimé, y al día siguiente porque estaba nublado e igual llovía, etc. Total, que vuelta al comienzo. Tampoco me apunté a un gimnasio ni he estado nadando. Y por supuesto, de lo despertarme cada vez más temprano, nada. Ocurre casi al revés.

Y es que ahora tampoco me voy a poner, la verdad. Mi vida está a punto de entrar en un paréntesis de unos cuantos meses hasta que me adapte mínimamente a que en casa seamos tres. Lo que está garantizado es que me despertaré temprano, si es que llego a dormir. El otro día me di cuenta de que no voy a necesitar despertador durante unos cuantos meses, primero porque ya me despertará el bebé y segundo, porque a ver quién es el listo que pone un despertador en la habitación en la que duerme un bebé.

Para resumir, todos mis intentos de poner más orden en mi vida quedan o bien postpuestos o bien relegados a ser puestos en marcha sin ningún programa o plan, sino improvisando sobre la marcha.

Por cierto, aunque dudo que haya alguien que lea esto y no lo sepa ya, vamos a tener un bebé en algún momento entre ahora y antes de navidad.

10 thoughts on “Esos pequeños fracasos

  1. Te acompaño en el sentimiento, los buenos propósitos como madrugar y hacer ejercicio son terriblemente difíciles de alcanzar, sobre todo si no se acuesta uno tempranito (11pm) y el tiempo no acompaña.

    Aún recuerdo cuando era un adolescente y mis horas de sueño estaban reguladas por mi madre y la 015: a las 10pm en cama y a las 6am en pie para coger la guagua a las 7am para entrar al instituto a las 8am. Ahora miro atrás y me parece increíble que me acostara tan temprano, pero sólo eso puede explicar que (aún más increíble) no tuviera sueño por las mañanas. En esa época, tenía la cafeína prohibidísima 😀

    Lo que te quiero decir es que todo esto empieza por acostarse temprano. Es lo más difícil de todo, pero necesario para conseguir el resto. Si te ayuda, ponte el despertador a las 10pm para mandarte a dormir. Si lo cumples, al cabo de un tiempo, es posible que no necesites despertador por la mañana. Sólo digo posible 😉

    Esto de las alarmas suena a broma, pero gracias a una así ya no pierdo nunca el tren por las mañanas 😀

    Ahora mismo ya es un poco tarde, pero después de que tu bebé te ponga a dieta de sueño (que también adelgaza) podrías probar. ¡Mucha suerte! 😉

    • Está claro que irse a dormir a las doce o más tarde y pretender ser persona antes de las siete de la mañana es mucho pedir, ¡pero es tan difííííííííícil!

      Cuando el bebé entre en fase de “rutinas”, probablemente lo de irme a la cama más temprano ocurra de forma natural.

  2. Pues es curioso porque a bastantes personas les he oído decir que un bebé ordena sus vidas. Tienen un “horario” y aprovechan al máximo cada minuto.

    • Eventualmente yo también creo que acabas siendo mucho más disciplinado, los niños necesitan tener una rutina para casi todo, así que al final acabaremos teniéndola nosotros también. A lo que me refería es que todos estos planes repensados de cómo conseguir esto o aquello paso a paso no tendrán aplicación ya, sino que iremos haciendo las cosas más “como vayamos viendo”. Y desde luego, al principio me temo yo que de orden en nuestras vidas poco habrá, el cambio será interesante

  3. Es imposible mantener una rutina en este tipo de cosas. Depende tanto del estado anímico que ni siquiera yo, que no voy a tener ningún bebé, se aún a estas alturas cuándo es mejor que haga ejercicio. Después de casi 5 meses, aún estoy “planificando”. Es absurdo. Y hacerlo en invierno, una locura.

    Proponte un nuevo plan: ¡disfrutar un invierno muy hogareño!

    • Tú calla, maldita, que lo estás haciendo de puta madre, con perdón, pero es la expresión más adecuada.

      De todas formas, me gusta tu sistema, hacer que planeas lo que sabes que va a ocurrir, así no hay posibilidad de “pequeño fracaso” 🙂

  4. Por chinchar un poco… veo que aunque luchas (luchamos) fuertemente por que no nos quiten la i griega ya cedes con el solo sin acento.
    Un beso fuerte a los tres y que disfrutéis muchísimo de estos meses de invierno en familia.

    • Clara, aunque yo aprendí en el cole que “la palabra solo lleva tilde cuando se puede sustituir por solamente”, lo cierto es que desde hace muchos años esa norma no existe y solo hay que usar la tilde cuando pueda haber ambigüedad entre el uso como adverbio y adjetivo. Lo descubrí hace relativamente poco, me costó un par de días aceptarlo pero ya está. Ahora, ¡lo de la i griega no tiene nombre! Personalmente, y a riesgo de que mi hija me llame viejo (que me lo llamará de todas formas), la quiero seguir llamando siempre i griega.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *