Mis mejores compras en 2010

Esta mañana intentaba ponerme al día con algunos blogs, de esos en los que leo todos los posts, y al terminar de leer la lista de las mejores compras de miguev durante el año 2010 me puse a escribir un comentario que contestaba a la pregunta que cierra su post: mi propia lista. Escribiendo a ratos llegué a tener un comentario tan largo que pensé que merecía poner un post aquí. Así que gracias, miguev, por la inspiración 🙂

Así que aquí va mi lista, sin que el orden implique importancia, de las que creo que han sido mis mejores compras del 2010.

Bebé

El 2010 nos ha visto ser papás por primera vez. Aunque durante el año hemos comprado (y sobre todo heredado) un montón de cosas de bebé, voy a poner aquí sólo un par que quizá no son inmediatamente obvias pero que han cambiado nuestras vidas para bien.

Monitor de movimiento

Sensor de movimiento y monitor de sonido AngelCare. El sensor se coloca bajo el colchón de la cuna del bebé y, si deja de percibir movimiento (respiración del bebé) durante más de 20 segundos, una alarma suena tanto en el receptor que va conectado al sensor como en la unidad paterna, que es el receptor remoto que nos permite estar al tanto de lo que pasa desde otra habitación. Es increíblemente efectivo y da una tranquilidad que no nos podemos creer. Varias veces hemos comentado que sin él no nos atreveríamos a quitarle el ojo de encima a la pequeña. Además, el servicio de atención al cliente de Angel Care nos tiene muy contentos: una de las pilas recargables del receptor remoto que nos permiten llevarlo encima nos salió defectuosa y ahora siempre lo tenemos que tener enchufado. Mandamos un email al fabricante y nos respondieron diciendo que nos enviarían tanto un nuevo paquete de pilas recargables como un nuevo receptor, por si hubiese quedado afectado. Worth every penny.

Bola de Yoga

Bola de yoga, que en realidad nunca usamos para hacer yoga. Sentarse en una de estas bolas durante varias horas al día es práctica recomendada para embarazadas, sobre todo en el último trimestre, porque ayuda a que el bebé baje y se encaje en la pelvis. También hemos leído que ayuda mucho para adoptar posturas creativas durante el parto, pero no tenemos experiencia con esta práctica. Una vez el bebé ha nacido, esta bola es el mejor amigo de un padre: me siento sobre esta bola con mi bebé en brazos y le canto mientras damos botes. Funciona muy bien para calmarla cuando está alterada :).

Música

Este año, sobre todo en la primera mitad, trajo varias compras interesantes en el ámbito musical; la primera que menciono aquí supuso, además, la consecución de uno de mis sueños :D.

Epiphone Les Paul Standard

Epiphone Les Paul Standard. Llevaba años deseando hacerme con una guitarra eléctrica Les Paul de Epiphone. Además la conseguí por un precio estupendo en un set que incluía un amplificador Marshall (que más tarde me he arrepentido de haber comprado) y la he amortizado ya más que de sobra en disfrute, un poco gracias a usarla con la siguiente compra.

Boss GT-10

Procesador digital de efectos (pedalera) BOSS GT-10. Estoy convencido de que, si al terminar la década hago la lista de las mejores compras de los últimos diez años, el GT-10 también estará en esa lista. Sin duda el mejor añadido a cualquier guitarra eléctrica. No es especialmente barato, pero está hecho como un tanque, para aguantar bastante caña. Este producto es la razón por la que no me parece tan buena idea haber comprado el ampli, pues incluye simulación del tono de muchos amplificadores y habría sido mejor inversión comprar un par de buenos monitores activos (altavoces). El entretenimiento proporcionado por la ingente cantidad de efectos y por el phrase looper (tocas, se cicla, tocas sobre eso, se cicla otra vez) no tiene precio. Encima se puede conectar al PC por USB y recibir o enviar audio directamente, aparece como interfaz de audio. En mi página de loops hay algunas muestras de cosas que he grabado de mis sesiones de improvisación.

Micrófono Shure PG81

Micrófono para instrumentos Shure PG81, aunque aún no he podido disfrutar mucho de este micrófono de condensador porque he decido retrasar la compra de una interfaz de audio decente hasta que nuestra economía se recupere un poco de todas estas compras. Lo probé un par de veces con una tarjeta de sonido barata para grabar guitarra acústica y lo que escuché me dejó pasmado. Es impresionante cómo este cacharro es capaz de capturar los matices del sonido de mi guitarra acústica. De hecho, yo nunca escucho mi guitarra sonar tan dulce y melosa cuando toco porque estoy siempre detrás y gracias a este micro pude escucharla por delante, que es donde suena mejor. Una delicia, estoy encantado y deseando tener los elementos que me falta para poder usarlo más.

Fotografía

Esta no es una categoría en la que suela gastarme dinero, de hecho, mi anterior compra fotográfica fue en 2006. Pero este año iba a tener un bebé y me iba a arrepentir de no tener una cámara que me permitiera hacer fotos un poco más decentes que las de mi vieja (pero aún funcional) compacta.

Nikon AF-S DX 35mm f/1.8G

Objetivo de focal fija Nikon AF-S DX NIKKOR 35mm f/1.8G. En el año 2010 he comprado mi primera cámara réflex digital, la Nikon D5000. Considero, no obstante, que aún es pronto para saber si debería estar en la lista de las mejores compras del año. Lo que sí que tiene que estar en la lista es este objetivo, que empezó realmente como un encargo y acabó siendo un regalo de mi santa madre. Aún me falta mucho para poder aprovecharlo realmente bien, pero la diferencia con el 18-55mm que venía con la cámara es abismal. Ahora puedo hacer fotos de mi recién estrenado bebé sin usar flash y sin tener que encender muchas luces que la molesten. En cuanto consiga el ajuste perfecto de balance de blancos para las luces de mi casa, seré feliz cual perdiz.

Cocina

Cuando pienso en este tipo de listas en retrospectiva, creo que este es el primer año en el que pondría una sección de cocina.

Un afilador de cuchillos fácil de usar. Afilar cuchillos es un arte, lo tengo claro, pero somos muchos los que no tenemos este tipo de inclinación artística y aún así necesitamos usar cuchillos afilados (recordad que un cuchillo poco afilado es más peligroso que uno muy afilado [citation needed]). Para nosotros, pobres desgraciados, existe una serie de afiladores de cuchillos muy caros que eliminan totalmente la necesidad de tener la más mínima idea sobre afilar cuchillos. Por suerte, por muy poco dinero podemos hacernos con un afilador de baja tecnología que requiere poca maña. Fui a una ferretería aquí en Dublín y pedí al dependiente “un afilador de cuchillos que pueda usar de forma efectiva sin tener que saber un montón sobre el arte de afilar cuchillos”, y me dio este. Me funciona muy bien, pero sólo porque tengo cuchillos baratos que no me importa fastidiar; por desgracia, se come un poco el borde de una manera algo irregular. A pesar de esto, mis cuchillos cortan bien y me vale por el momento.

Olla de cocción lenta

Una olla de cocción lenta de tamaño respetable, concretamente, de 6,5 litros. En casa nos encantan estas ollas y teníamos una de litro y medio en la que apenas podíamos meter nada. En esta nos cabe hasta un pollo entero y podemos hacer unos caldos, cocidos, carnes, etc. que están para chuparse los dedos. Además, todo ello mediante el fantástico sistema de “poner todos los ingredientes, encenderla e irnos a la cama”. En Slow & Simple tienen muchas recetas para hacer con este tipo de ollas.

Libros

Durante 2010 he comprado más libros de los que he leído, lo cual no me tiene muy contento, pero de los que sí he leído, tengo que destacar tres, todos del mismo autor, que estarían muy alto en una lista ordenada de las mejores compras del año.

Se trata de los tres libros más populares de Scott Meyers sobre el lenguaje de programación C++: Effective C++, Effective STL y More Effective C++. Es increíble la cantidad de veces en las que, mientras leía estos libros, me acordaba de la ingente cantidad de tiempo que perdí, mientras hacía las prácticas de programación de la carrera, por no saber cosas que se explican perfectamente en estos libros (i-wish-i-had-known-this-in-college). Si te quieres dedicar a programar C++ en serio, tienes que leer estos libros. ¡Scott Meyers es un genio de C++!. Estos libros tienen valor extra porque estoy convencido de que los voy a leer todos varias veces 🙂 (Enlazo a The Book Depository porque tienen precios tan buenos como los de Amazon y además tienen envío gratuito a todo el mundo).

Y termino, igual que el post original de miguev, devolviendo la pregunta al lector: ¿Y tú qué? ¿Cuáles han sido tus mejores (o peores) compras del año?